Destino Ubuconla 2014 - #2 Islas del Rosario

A las 8, tras un buen café colombiano y un atasco de tráfico, llegamos a tiempo al puerto de los Pegasos, de donde salía la lancha rumbo a la Isla del Pirata.

La hora que dura la travesía se hizo corta y tras un tentempié como recibimiento, en el hotel nos asignaron un bungalow.
La primera vez que estoy en un bungalow :))
El archipiélago de Las Islas del Rosario es de origen volcánico y sólo hay una isla que tenga playa, pero esa playa es artificial. El resto de las islas son calas de colares de aguas muy tranquilas. Nosotros escogimos la Isla del Pirata, una pequeña al este del archipiélago.
La mitad de la isla es del hotel con sus pequeños edificios centrales y varios bungalows esparcidos por la isla. El resto de la isla son casas privadas.

¿Y qué puedo contar del día? Tras estar a remojo tantas horas que ni las recuerdo (no hay mejor forma para combatir el calor), descansamos de tanto nadar en unas tumbonas, antes de la comida.
Tras descansar un poco, volvimos a la carga con un kayak. Aún con nuestro bajo fondo físico, apenas nos costó dar un par de vueltas a la isla, porque es muy pequeña. Disfrutando como lobos de mar, y es que remábamos como podíamos y bueno... la sincronización era lo de menos jajaja

Esto es el paraíso
En el atardecer llegó lo mejor. Volvimos a nadar con gafas de buceo y wow, literalmente había cientos de miles de peces muy pequeños en la orilla. La sensación de nadar entre este banco de peces es indescriptible. Si no hacíamos movimientos bruscos apenas se apartaban y casi que te sentías uno más entre ellos :P

La cena romántica en el edificio del hotel, junto con el resto de huéspedes (otras 3 parejas) a base de sopa y un pollo con arroz ponía colofón a un día inolvidable.



Durante la noche una tormenta tropical sacudió la isla con lluvia y un viento muy fuerte.
Amaneciendo... ¿Tormenta? ¿Dónde? :P
En el amanecer, a sólo 1 día para la Ubuconla, amanecimos sin un ápice de brisa y nublado (de agradecer por el bochorno caribeño) y todos los objetos ligeros por el suelo debido al viento de la tormenta nocturna.

Menudos desayunos más ricos
¿Y qué hacer durante la mañana? ¡Exacto! Otra vez a remojo :P Estuvimos nadando un buen rato, hasta que decidimos aceptar una oferta para hacer snorkel en una isla que esta a 5'. Y uf... ¡que pasada! Estuvimos nadando por colares abruptos y miles de peces con sus mil colores.

Tras esta extraordinaria mini aventura, a 'tostarnos' un poco al sol y remojarnos al rato para quitar el calor, así hasta la hora de comer :P


from time import gmtime, strftime

while strftime("%H:%M", gmtime()) <> '13:00':

    print('Sol')
    print('Baño')


print('Ñam Ñam Ñam')


Algún día tenía que acabar este bucle no infinito :)
Y tras la comida, tocó hacer el checkout y esperar 1 hora a que salga la lancha rumbo a Cartagena.

Continúa leyendo más de este viaje.

No comments:

Post a Comment